top of page

La Unión Europea establece nuevos estándares para el aire que respiramos

En un paso decisivo hacia un futuro más verde y saludable, la Unión Europea ha alcanzado un acuerdo provisional que promete revolucionar la calidad del aire en sus Estados miembros. Bajo la presidencia belga del Consejo de la Unión Europea, se han sentado las bases para una ley que aspira a erradicar la contaminación del aire para 2050, estableciendo estándares de calidad del aire más rigurosos y alineándolos con las últimas recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS).



Esta legislación no solo busca mejorar la salud pública, mitigando los efectos de una contaminación que causa aproximadamente 300.000 muertes prematuras al año en la UE, sino también garantizar el acceso a la justicia y el derecho a indemnización por daños relacionados con la contaminación atmosférica.


Nuevas normas para un aire más limpio

Las normas actualizadas imponen límites más estrictos para los contaminantes más dañinos, como las partículas finas (PM2,5 y PM10) y el dióxido de nitrógeno (NO2), reduciendo significativamente los valores límite permitidos para 2030. Además, se incrementará el número de puntos de muestreo en las ciudades para monitorear de cerca la calidad del aire.

Para asegurar el cumplimiento, cada Estado miembro deberá elaborar hojas de ruta de calidad del aire con medidas a corto y largo plazo antes del 31 de diciembre de 2028. Estas medidas están diseñadas para alcanzar los nuevos objetivos legales para 2030, proporcionando un futuro más limpio y saludable para todos los europeos.


Además, la nueva ley fortalece los derechos de los ciudadanos y las organizaciones ambientalistas y de salud pública, ofreciendo vías de acceso a la justicia y compensación en casos de incumplimiento, con el fin de proteger la salud pública y el medio ambiente.


Un desafío para nuestras grandes ciudades

Ciudades como Madrid y Barcelona, que recientemente lograron cumplir con los límites de NO2 después de años de superarlos, se enfrentan ahora al desafío de reducir aún más sus niveles de contaminación para ajustarse a los nuevos estándares. Sin duda, un desafío para todas las ciudades del Estado español y de la UE, muchas de las cuales aún respiran aire que incumple con los nuevos objetivos legales.



Un futuro más saludable y sostenible

Este acuerdo histórico es celebrado por organizaciones ambientalistas como Ecologistas en Acción, que ven en los nuevos objetivos legales una oportunidad para mejorar significativamente la calidad de vida de la población europea. Al adoptar estos estándares más estrictos, la UE se coloca a la vanguardia de la lucha contra la contaminación del aire, demostrando su compromiso con la salud de sus ciudadanos y la protección del medio ambiente.


El futuro que se vislumbra es uno donde el aire limpio no es un lujo, sino un derecho garantizado para todos los habitantes de la Unión Europea, asegurando un legado de sostenibilidad y bienestar para las generaciones venideras.

Kommentare


Die Kommentarfunktion wurde abgeschaltet.