top of page

El Niño: Implicaciones globales para el clima y la temperatura

La Organización Meteorológica Mundial (OMM) ha pronosticado la continuación del fenómeno climático de El Niño hasta mediados de 2024, alertando sobre su impacto en el clima global y las temperaturas en los próximos meses.



Con origen a mediados de 2023, El Niño, caracterizado por el calentamiento de las aguas del Océano Pacífico, ha sido identificado como uno de los cinco eventos más fuertes registrados, con temperaturas de la superficie del mar en enero de 2024 siendo las más altas de la historia para ese mes.


La OMM, con sede en Ginebra, estima un 60% de probabilidades de que El Niño persista entre marzo y mayo, con un 80% de posibilidades de transición a condiciones neutras hacia finales de junio. Este fenómeno se espera que influya significativamente en los patrones de temperatura y precipitación a nivel mundial, promoviendo temperaturas por encima de lo normal en la mayoría de las zonas terrestres y afectando los regímenes de lluvias regionales.


La secretaria general de la OMM, Celeste Saulo, destacó la contribución de El Niño a las temperaturas récord, sin obviar el papel predominante de los gases de efecto invernadero y el calentamiento global resultante de actividades humanas. Además, Saulo subrayó la importancia de sistemas de alerta temprana para mitigar el impacto de El Niño en sectores clave como la agricultura, los recursos hídricos y la salud.


El anuncio de la OMM resalta la necesidad crítica de preparación y adaptación a los cambios climáticos extremos, recordando a la comunidad global la urgencia de acciones concretas para combatir el calentamiento global y sus efectos devastadores.

Comments


Commenting has been turned off.