top of page

Economía circular: una inversión de futuro

En un giro prometedor hacia un futuro más sostenible, el sector financiero apunta a la economía circular como modelo en pro de la sostenibilidad y marca el comienzo de una era donde invertir significa también preservar.



La economía circular ofrece una alternativa robusta al modelo lineal tradicional de "extraer, fabricar, utilizar y desechar". Este modelo se centra en la reutilización, reparación y reciclaje, con el objetivo de mantener productos, materiales y recursos en uso por el mayor tiempo posible.


La promesa de la economía circular no solo reside en su capacidad para reducir el impacto ambiental, sino también en su potencial económico. Un reciente estudio, llevado a cabo por Accenture en colaboración con el Instituto de Economía de Barcelona (IEB), revela que la adopción de prácticas circulares podría incrementar el PIB europeo hasta un 11 % para 2030 y un sorprendente 27 % para 2050. En contraste, el modelo económico lineal proyecta incrementos mucho más modestos.


Sectores como la logística, automoción, textil y construcción, se destacan como áreas clave donde la economía circular puede florecer, brindando nuevas oportunidades para el sector financiero de generar valor sustentable. Entidades como BNP Paribas y ABN Amro ya han comenzado a explorar estas aguas, lanzando fondos e iniciativas destinadas a promover la circularidad.


Este enfoque tridimensional que evalúa rentabilidad, riesgo y sostenibilidad, es crucial para impulsar un cambio productivo hacia modelos de negocio más verdes y eficientes. La economía circular no solo ofrece una vía para combatir el cambio climático y la degradación ambiental, sino que también abre la puerta a oportunidades de inversión innovadoras y sostenibles.


Sin embargo, el camino hacia una economía plenamente circular aún se enfrenta a desafíos, entre ellos la necesidad de regulaciones claras y una mayor armonización en las certificaciones verdes a nivel europeo.


Sin duda, la economía circular es más que un modelo económico; es una filosofía de vida que reconoce la interconexión entre el bienestar humano y la salud del planeta. A medida que avanzamos, el compromiso con la inversión sostenible no solo es una elección ética, sino una necesidad urgente para asegurar un futuro próspero y resiliente para todos.

Comments